Crónicas de viajes Carrer Szeroka Gran

Published on enero 7th, 2014 | by Carles Vilella

0

Los barrios de Kazimierz y Podgórze en Cracovia

Cracovia empieza a ser un destino turístico habitual de fines de semana. Vuelos de bajo coste nos llevan hasta allí en poco tiempo y eso permite que esté al alcance de todos. Es una suerte porque realmente es una ciudad fantástica y su centro histórico, totalmente preservado de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, es uno de los máximos exponentes de ciudad hanseática del siglo XV.

Pero todo esto ya nos lo cuenta la guía y lo que ocurre en un fin de semana es que no da tiempo para mucho más. Es una pena porque junto al núcleo central hay dos barrios que tienen mucho que contar y que fácilmente pasan desapercibidos: Kazimierz y Podgórze.

El primero,  Kazimierz, era el barrio judío de la ciudad cuando ejército nazi la hizo suya y el que más sufrió la represión, el confinamiento y finalmente el exterminio de todos sus habitantes. Desde entonces el barrio quedó olvidado, nadie financió su reconstrucción como sí se hizo en el centro o en otras ciudades, nadie se ocupó de los pocos habitantes que quedaron o de los edificios históricos que sobrevivieron a la destrucción. Ahora parece que las cosas están cambiando y hay cierto interés en su rehabilitación, lo que nos permite visitar algunos restos de lo que fue un barrio próspero y vital en su momento.

Muro del gueto judío

Muro del gueto judío.

La calle Szeroka es el centro neurálgico del barrio, arbolado, sin tráfico, tranquilo. Muy asequible y agradable. Llena de restaurantes “kosher” que nos permiten hacer una parada. En la misma calle se encuentra la Sinagoga Vieja, muy reconstruida, que acoge la colección judaica del Museo Histórico, y la Sinagoga Remuh que todavía está en uso como lugar de culto. Íntima y recogida, muy auténtica, encantadora. Justo detrás de la sinagoga está el cementerio del mismo nombre que se ha podido rehabilitar y dignificar tras haber sido destrozado por el ejército nazi. Aquí merece la pena un paseo tranquilo entre lápidas de los siglos XV y XVI.

Interior de la Sinagoga Remuh

Interior de la Sinagoga Remuh.

Cementerio de la Sinagoga Remuh

Cementerio de la Sinagoga Remuh.

Dejando la plaza, pero muy cerca, se puede visitar la Sinagoga Wisoka, actualmente reconvertida en sala de exposiciones y que acoge en su planta baja una librería muy importante de temática judía.

Exterior de la Sinagoga Wisoka (izquierda) y librería que hay en el interior (derecha)

Exterior de la Sinagoga Wisoka (izquierda) y librería que hay en el interior (derecha).

Finalmente hay la Sinagoga de Isaac, que todavía está en proceso de rehabilitación, pero que nos permite admirar una decoración interior sencilla pero muy interesante. Destacan unos frescos de textos hebreos del siglo XVII.

Sinagoga de Isaac

Sinagoga de Isaac.

Exposición del Centro Galicia

Exposición del Centro Galicia.

Antes de dar por terminado el barrio, una recomendación personal: el Centro Galicia que acoge una exposición fotográfica permanente sobre la temática del holocausto. Exposiciones temporales, una librería, un personal muy amable y un pequeño café lo completan perfectamente.

El barrio obrero de Podgórze, situado en la otra orilla del Vístula, a escasos veinte minutos andando desde Kazimierz. El interés por visitarlo actualmente radica en que es donde estaba el gueto en el cual los nazis encerraron a la población judía de la ciudad. Este hecho se ha conmemorado con un monumento en la Plaza de los Héroes del Gueto, de los escultores Piotr Lewicki y Kazimierz Latak, que quiere representar las pertenencias que los judíos cargaban cuando desde el gueto eran enviados a Auschwitz. En la misma plaza hay un establecimiento que ha sobrevivido desde aquellos días, la farmacia “Pod Orlem” –“Bajo el águila”– que curiosamente regentada por un polaco no judío, contribuyó bastante a ayudar a la población allí encerrada. Muy cerca de la plaza hay un lugar donde aún se puede ver un trozo del muro original que rodeaba todo el gueto.

Plaza de los Héroes del Gueto (izquierda) y Farmacia

Plaza de los Héroes del Gueto (izquierda) y Farmacia “Pod Orlem” (derecha).

Por último, a poca distancia y muy bien señalizada, lo que considero que es una visita obligada: la Fábrica de Schindler, conocida por la película dirigida por Spielberg y que explica el papel que aquel industrial alemán desempeñó en la liberación de varios centenares de prisioneros que trabajaron en ella. La fábrica acoge actualmente una exposición moderna, interactiva y enormemente didáctica sobre la ocupación alemana de la ciudad y las condiciones de vida en el gueto.

Exposición dentro del Museo Fábrica de Schindler

Exposición dentro del Museo Fábrica de Schindler.

Junto al barrio hay hoy una zona ajardinada, la visita no tiene demasiado interés pero sí que cabe recordar que en este lugar estuvo el campo de concentración de Plaszow, edificado sobre dos antiguos cementerios judíos, que la misma película de Spielberg ha dado a conocer.

Finalizada la visita hay que decir que tanto en Kazimierz como en Podgórze podemos encontrar lugares donde comer platos típicos polacos a precios muy asequibles.

Tags: , , , ,


About the Author

Carles Vilella

Alguns raconets a l'abast de tothom, però que de vegades no sabem que hi són. / Algunos rinconces al alcance de todos, pero que a menudo no sabemos que existen.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies