Cataluña Vista de Pals

Published on septiembre 14th, 2011 | by companysdeviatge

0

Entre arrozales, íberos y conjuntos medievales (El Baix Empordà II)

Vista de PalsEn este artículo nos movemos por el triángulo formado por Pals, Peratallada y Torroella de Montgrí, en el interior. Con la excepción del  Macizo del Montgrí, el paisaje es más bien llano, con extensiones de campos y cultivos de tonos dorados y verdes, que rodean los pequeños pueblos y conjuntos medievales de la comarca.

Para nosotros, los lugares más característicos y destacados son Pals, Peratallada y el Poblado Ibérico de Ullastret, porque nos muestran el patrimonio histórico y cultural de la zona y nos permiten hacer un pequeño viaje en el tiempo.

Carrer de Pals / Calle de PalsEl campanario gótico del casco antiguo de Pals de los siglos XV – XVI domina toda la región. Las calles dentro del recinto amurallado están llenos de rincones muy fotogénicos y con pequeños detalles que evocan la época en la que las  antorchas eran el alumbrado de todo el pueblo y los habitantes iban a pie o en carro de caballos. Ahora, las tiendas de artesanía y regalos ocupan los bajos de las casas antiguas.

En Peratallada sólo se puede entrar andando. Afortunadamente, el coche hay que aparcarlo antes de cruzar las puertas de la villa. Calles estrechas, de piedra, fachadas con hiedra, patios interiores, quedan protegidos por las murallas y el foso que las rodean. En los últimos años han proliferado los restaurantes, las terrazas y las tiendas de productos artesanales, pero respetando la arquitectura medieval. Es un buen lugar para un paseo romántico y una buena cena.

Si viajamos aun más atrás en el tiempo, hasta el siglo III a.C., y utilizamos la imaginación, podemos recorrer las calles del Poblado Ibérico de Ullastret, el más grande de Catalunya, donde hay vestigios de las murallas, templos, casas, etc. de la época. Como está situado en el Monte de Sant Andreu de Ullastret, podemos disfrutar de unas buenas vistas de los alrededores. Para acceder al yacimiento hay que pagar una entrada simbólica, que también incluye la visita al Museo Monográfico de Ullastret.

Ruta en bici¿Te gusta la bicicleta y disfrutar del paisaje a tu ritmo, en lugar de estar pendiente del reloj y del cuentakilómetros?

Te recomendamos tres itinerarios de cicloturismo casi sin desnivel, que combinan asfalto y caminos de tierra, y de una distancia apta para todas las piernas:

– La Garganta del Ter (16 km aprox. ida y vuelta): Como su nombre indica, se trata del tramo final del río Ter desde Torroella de Montgrí hasta el mar. El puente que cruza el Ter en la entrada a Torroella de Montgrí es el punto de partida y puedes elegir la orilla derecha o la izquierda, ambas son paralelas al curso del río y no hay paso de la una a la otra. Es un camino fácil y agradable, y el premio al llegar a la desembocadura es una vista fantástica de las Islas Medes. Además, puedes darte un baño en el mar antes de volver. ¡Cuidado con los mosquitos al atardecer!

Palau-Sator– Torrent – Fontanilles (16 km aprox. de ruta circular): Ya de pequeña solía hacer esta ruta en bici con mis padres y amigos y, aunque los pueblecitos que atraviesa se han volcado más al turismo rural, todavía mantienen su esencia. A pesar de ser una carretera asfaltada, casi no hay tráfico y se puede circular tranquilo y parar para hacer tantas fotografías como quieras. Empezamos en Torrent, donde hay un pequeño parking para dejar el coche, y nos adentramos por la carretera hacia Torrentí, Sant Feliu y Sant Julià de Boada, rodeados de campos que en primavera son rojos y con la representativa silueta de Pals siempre a nuestra derecha. Después, bordeando un campo de girasoles, nos dirigimos a Palau-Sator, que desde la carretera nos da la bienvenida con su torre y el reloj solar. FontclaraSiguiendo en medio de campos de árboles frutales, sobre todo manzanos, y con el Castillo de Montgrí delante, cruzamos Fontclara y llegamos a Fontanilles, desde donde tenemos una muy buena vista del camino que hemos hecho. Este es el punto de retorno hacia Torrent. Si no queremos repetir todo el itinerario, desde Fontclara seguimos recto y, una vez cruzada la carretera de Palau-Sator, pasamos por una granja y conectamos con el camino inicial entre Sant Julià y Sant Feliu de Boada. Si quieres acabar la excursión de manera dulce, te recomendamos una visita al Museo de la Confitura de Torrent.

– Los Arrozales de Pals: Situados en el lado derecho de la carretera que une Pals y Torroella de Montgrí, encontramos un montón de caminos que se adentran en medio de los campos de arroz. Recomendamos dejar el coche en una explanada cercana al acceso del aeroclub y delante de una gasolinera. Aquí, la distancia y el recorrido lo marca cada uno, ya que hay muchos caminos y muchas opciones. A nosotros nos gusta hacer el paseo por las Basses d’en Coll, con algún mirador para observar aves, y que te permite llegar a las dunas de la playa de Pals, donde termina este camino. Aquí no hay tramos de bosque ni sombras, así que cuidado con el sol. También por estos caminos, las vistas del Macizo de Montgrí y del Castillo son privilegiadas.

Massís i Castell del Montgrí / Macizo y Castillo del MontgríSi después de tanto observar el Castillo de Montgrí de lejos, te entran ganas de conquistarlo, puedes hacerlo en tan sólo 45 minutos. ¿Cómo? Hay un camino bien señalizado que sube desde Torroella. A pesar del desnivel y de que el último tramo es bastante pedregoso, es un ascenso fácil. Eso sí, ponte deportivas y deja las chanclas para la playa. La fachada, del año 1301, está muy bien conservada, pero el interior del castillo está vacío, no se terminó de construir. Se puede andar por la parte de arriba de la fortificación, donde la vista abarca desde L’Estartit y las Islas Medes hasta los campos y pueblos más allá del Ter.

Cama, comida, copa…

Les Coques del Psss… es un restaurante-bar de Peratallada con una carta variada y para todos los bolsillos. Las originales tostadas con pan de coca son su especialidad. Nuestra preferida es la de Butifarra del Perol, con una refrescante y sabrosa ensalada de frutas como entrante. Resérvate un hueco para los postres caseros, ¡son buenísimos!

Heladería Dino-Pals: Una manera de rematar la visita al casco antiguo de Pals es parando en la heladería de la Plaza Mayor. En este local con muy buen rollo, además de un buen surtido de helados y creps, puedes pedir una clara para saciar la sed y el calor. ¿Sabes cómo la hacen? ¡Combinan cerveza con granizado de limón!

Tags: , , , ,


About the Author

companysdeviatge

Bloc de viatges de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viatges) i Jordi Bosch Díez (traductor i guionista). Blog de viajes de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viajes) y Jordi Bosch Díez (traductor y guionista).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies