Alemania

Published on julio 26th, 2013 | by companysdeviatge

0

El nuevo Tempelhof de Berlín

Berlín a vista de pájaro. Entre los barrios de Kreuzberg, Tempelhof-Schöneberg y Neukölln, tres de los más poblados de la capital alemana, se abre una explanada verde casi circular de dos kilómetros de diámetro. Dos arterias de cimiento la atraviesan, son las pistas de aterrizaje del histórico Zentralflughafen de Tempelhof, que en octubre de 2008 cerró sus puertas para convertirse en 2010 en el Tempelhofer Park, un espacio comunitario donde disfrutar de actividades al aire libre.

Edificio del aeropuerto de Tempelhof

Tempelhof cuando funcionaba como aeropuerto

La antigua terminal y sus dependencias son un monumental edificio con forma de cuarto de circunferencia, vestigio de la fría y megalómana arquitectura nazi, que se construyó entre 1936 y 1941. Durante dos años fue el edificio más grande del mundo, superado después por el Pentágono. Este aeropuerto que en los años 30 era el que tenía más tráfico aéreo de toda Europa, es ahora la sede de eventos culturales como la feria de moda urbana Bread & Butter  o el festival de música Popkomm.

Torre de control y hangares

Torre de control y hangares

La reconversión del uso de espacios es uno de los sellos marca de la casa de Berlín, donde centrales eléctricas y cámaras de seguridad se han transformado en discotecas míticas de la escena electrónica, como Berghain o Tresor, y antiguas estaciones de tren como la Hamburguer Bahnhof se han convertido en galerías de arte. En el caso de Tempelhof, las explanadas del Tempelhofer Feld han vuelto a su uso original. Antes de que los pioneros de la aviación de principios del siglo XX elevaran los primeros zepelines en esta superficie y poco a poco se consolidase su uso aeroportuario, este era un espacio de ocio para los berlineses.

Huertos urbanos y espacios comunitarios

Huertos urbanos y espacios comunitarios

A mediados del siglo XX, los fines de semana se llenaba de gente haciendo picnics y de tumbonas donde tomar el sol. Los más deportistas aprovechaban la gran extensión de los terrenos para jugar a fútbol, a criquet y a tenis. En invierno, cuando una manta blanca de nieve y hielo cubría el césped, el patinaje sobre hielo era una de las actividades predilectas.

Avión desguazado en Tempelhof

Avión desguazado en Tempelhof

Ahora se pueden encontrar huertos urbanos y espacios comunitarios autogestionados, zonas de picnic y barbacoa, instalaciones deportivas e incluso zonas reservadas a los perros, la mascota favorita de los berlineses. Las pistas de aterrizaje del Tempelhofer Park son un velódromo ideal para los segways y las bicicletas y el espacio aéreo está lleno de cometas de colores pilotadas por pequeños y mayores. Es una sensación extraña pasear libremente por en medio de las pistas que todavía conservan las marcas del suelo y los indicadores con los números de los hangares, y acercarse a un avión desguazado, una reliquia de la Guerra Fría, época en la cual las compañías aéreas norteamericanas generaban la mayoría del tráfico aéreo.

Tras casi un siglo como espacio aéreo, protagonista decisivo en momentos históricos como el bloqueo de Berlín Occidental por parte de los soviéticos en 1948, Tempelhof es ahora una “aeropuerto para las personas”, de verdad.

Tags:


About the Author

companysdeviatge

Bloc de viatges de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viatges) i Jordi Bosch Díez (traductor i guionista). Blog de viajes de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viajes) y Jordi Bosch Díez (traductor y guionista).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies