Entrevistas Josep Miralles

Published on febrero 18th, 2013 | by companysdeviatge

5

#Entrevista desde el sofá: Josep, media vida en Finlandia

Hace alrededor de un mes, visitando el International Antarctic Centre de Christchurch (Nueva Zelanda), nos cruzamos con Josep Miralles y Ritva Seppa, una pareja catalano-finlandesa que, casualidad o no, viven en Lahti, ciudad donde hace tres años experimentamos un invierno de verdad. Estaba claro que no podíamos dejar pasar la oportunidad de convertir a Josep en el protagonista de la siguiente «Entrevista desde el Sofá».

Josep Miralles

Josep Miralles haciendo senderismo en la sierra de Mariola (Alicante)

Con 64 años, Josep ha vivivo media vida en Barcelona y media vida en Lahti. Conoció a Ritva mientras disfrutaba de una beca en Ljubljana (Eslovenia) y dos años más tarde se casaron. En 1980, ya con su primer hijo, cargaron el coche y emprendieron 3.300km hacia el norte de Europa. Licenciado en Medicina, con la especialidad de Anestesia y experiencia en el hospital de Vall d’Hebron de Barcelona, le abrieron las puertas del hospital de Lahti, donde escaseaban los especialistas. Allí, los compañeros fueron un factor determinante en su integración al nuevo trabajo y al nuevo país. Un viaje que debía ser de un año, el tiempo de la excedencia solicitada, se ha convertido en una larga estancia de 32 años. Ahora, jubilados, aprovechan para viajar, practicar deportes como el esquí de fondo, el tenis o el badminton, y disfrutar de la nauraleza que tanto les gusta, haciendo senderismo por los GR de toda España.

Josep Miralles nos descubre en la siguiente entrevista cómo es la vida de un catalán en Lahti.

1. ¿Cómo describirías brevemente Lahti, tu ciudad adoptiva?

Lago Vesijärvi

Lago Vesijärvi (Lahti). Foto de Josep Miralles.

Lahti es una ciudad nueva, con poco más de 100 años y unos 100.000 habitantes. Está situada a unos 100 km al noreste de Helsinki y ha ido creciendo alrededor del golfo que forma la parte más meridional del lago Vesijärvi. Dos hechos fueron determinantes en el desarrollo de la ciudad: ser puerto de llegada de la madera transportada por los lagos y convertirse en el nuevo hogar para la ola de emigrantes que tuvieron que huir de Carelia tras la II Guerra Mundial.

Rodeada de naturaleza, Lahti es conocida por su centro de deportes de esquí nórdico, donde a menudo se celebran competiciones nacionales e internacionales, y por el Auditorio Sibelius, sede de la Orquesta Sinfonia Lahti, de renombre mundial.

2. Tres parecidos y tres diferencias entre la vida en Lahti y la vida en Barcelona

Respecto a los tres parecidos podría responder con el chiste de Jaimito: «Los tres parecidos son uno: ninguno». Son ciudades tan diferentes, con climas tan opuestos, que la vida en una y otra no tiene, ni puede tener nada en común.

Seguramente por eso, Barcelona resulta tan interesante para los finlandeses, siendo, de entre todas las ciudades de España, la preferida, sobre todo por los jóvenes, que encuentran en ella la «marcha» que aquí falta del todo. Esta es pues la primera diferencia y la que más llama la atención al visitante: a partir de las seis de la tarde, sobre todo cuando hace mal tiempo, no vale la pena ir a buscar compañía en el centro. Donde sí puedes encontrarte conocidos es por el bosque: la gente, que normalmente hace horario intensivo, come algo al llegar a casa y, en invierno, sale a dar una vuelta de esquí de fondo por los bosques que rodean sus casas, y en verano van a caminar con bastones. Cuando se queda con amigos para cenar se suele organizar la velada en casa.

Una segunda diferencia, que marca mucho la vida familiar, son las escuelas: todas son públicas, de un alto nivel de enseñanza y totalmente gratuitas, incluyendo la comida y el transporte (si es necesario). Los padres no se tienen que preocupar de costear ni la escuela ni profesores particulares (ni se sabe qué son).

Como tercera diferencia, diría que la seguridad ciudadana: apenas hay delincuencia, cosa que permite vivir en paz y tranquilidad a cualquier hora y en todas partes.

3. Rompe un tópico sobre los finlandeses…

Más que sobre los finlandeses quisiera romper el tópico erróneo que existe por todo el mundo en cuanto a la sauna. La sauna no es un lugar donde ir a sufrir, ni a adelgazarse, ni mucho menos un sitio erótico. La sauna, para los finlandeses, es casi un lugar sagrado, extremadamente limpio y aséptico, donde, años atrás, en el campo, las mujeres daban a luz y donde se lavaba el cuerpo del difunto antes de amortajarlo. La sauna es un sitio donde calentarse cuando se viene del frío del exterior, donde relajarse después de un día de estrés, ya sea físico o mental, o bien donde la humedad caliente abre los poros y, después de lavarse, uno se siente limpio como nunca. O, sencillamente, un lugar donde, sin ropa ni otros ornamentos externos que distorsionan la personalidad, conversar de tú a tú con amigos, hacer negocios con clientes o, como hacía el expresidente Kekkonen, limar asperezas políticas con los presidentes de la antigua URSS. Destacar que, al contrario de como se ha importado la sauna en otros países como Alemania, aquí, a pesar de que la desnudez no ha sido nunca tabú, la sauna se toma o en familia o bien hombres por un lado y mujeres por otro. Durante los 32 años que vivo aquí no he visto nunca una sauna mixta.

4. Una imagen, un sonido, un olor y un sabor…

Una imagen: el sol en verano. Una gran bola roja, saltando de un cima a la otra sobre la cadena de colinas del horizonte, sin prisa por esconderse e iluminando de color cobre, delante de él, la superficie tranquila del lago.

Un sonido: los gritos, chillidos y trinos de los miles de pajaritos que, en los luminosos días de primavera-verano, cuando sale el sol hacia las tres de la madrugada, me despiertan para que me levante y vaya a verlos, un año más, recién llegados del sur de Europa, para construir aquí sus nidos y tener sus crías, que podrán alimentar con la gran cantidad de mosquitos que para ellos son una bendición y para nosotros un fastidio.

Un olor: el que se siente en la sauna de humo. Saunas, hay de distintos tipos y una de ellas es la que se conoce como sauna de humo, sin chimenea. El horno, que en este caso tiene gran cantidad de piedras encima, se mantiene encendido varias horas, durante las cuales las piedras se calientan mucho. Después se deja apagar el fuego y se abre una pequeña ventana a través de la cual se ventila la estancia y se hace salir el humo, pero queda el aroma que, al entrar a tomar la sauna, llama inmediatamente la atención.

Un sabor: el de los «Runebergintorttu». Se dice que Frederika, la esposa del poeta nacional Johan Runeberg (s. XIX), inventó para su marido unos deliciosos pastelitos hechos a base de almendra molida, impregnados de ron y coronados con confitura de frambuesa, y que les puso este nombre, que significa «Pastelito de Runeberg». Cada año, el 5 de febrero, se celebra el día dedicado a este gran poeta y, en todo el país, desde mediados de enero hasta esa fecha se venden estos pasteles. En Porvoo, ciudad donde vivían Frederika y Johan Runeberg, se venden todo el año, pero en el resto del país no se vuelven a encontrar hasta el año siguiente, y yo sueño en ellos once meses al año hasta que, en enero, los puedo volver a saborear.

5. Un rincón que no salga en la guía

Parque de Linnaistensuo

Parque de Linnaistensuo. Foto de Josep Miralles.

El parque de Linnaistensuo. Se trata de una zona pantanosa de unas 200 hectáreas protegida por el programa Natura. La gente, calzada con altas botas de agua, recoge en estos pantanos dos tipos de bayas silvestres: el camemoro y el arándano palustre. Este parque se encuentra muy cerca del centro de Lahti, a sólo 6 km en línea recta desde la Plaza del Mercado. Se puede cruzar caminando, sin mojarse, sobre unos troncos abiertos por la mitad y dispuestos en fila uno tras otro formando un caminito. Es muy poco conocido y me gusta ir porque allí tengo la sensación de encontrarme en plena Laponia, sin rastro de ruidos de la ciudad que se extiende justo detrás de los árboles que lo rodean y lo esconden.

6. Un consejo para sobrevivir en Finlandia…

Aprender enseguida que se pueda unas cuantas palabras en finés. Mucha gente de aquí, sobre todo los jóvenes, habla correctamente inglés y con esta lengua se puede sobrevivir bastante bien durante una corta temporada. Pero si lo que realmente se quiere es penetrar en el ambiente del país, saber unas cuantas palabras en finés es la llave que abre todas las puertas. Como es una lengua tan difícil, tan diferente a todas las demás y que fuera de Finlandia no tiene utilidad alguna, los finlandeses, sabedores de esto, se sienten honradísimos cuando un extranjero hace el esfuerzo de aprenderla un poco. Entonces intentan entenderle y le hablan lenta y claramente para ser entendidos. De esta manera, poco a poco y sin darse cuenta, uno va aprendiendo más y más palabras y se hace suyo este país, a la vez tan humilde pero también tan orgulloso de sí mismo.

                   

¿Quieres saber cómo es el invierno en Lahti? Un invierno de verdad (Finlandia I)

 

Tags: , , , ,


About the Author

companysdeviatge

Bloc de viatges de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viatges) i Jordi Bosch Díez (traductor i guionista). Blog de viajes de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viajes) y Jordi Bosch Díez (traductor y guionista).



5 Responses to #Entrevista desde el sofá: Josep, media vida en Finlandia

  1. Juan Enrique Acuña says:

    Una alegría leer lo que Pepe Miralles, ya nos había relatado en el viaje que ha hecho a mi país (Chile) -América del Sur. Estuvo con Ritva en nuestra casa de campo ubicada cerca de la ciudad de Temuco, Novena Región.

    Pepe y Ritva, son la expresión más pura de la verdadera vida que debiéramos llevar todos los humanos. Viven a «concho» la naturaleza, los valles, los senderos, las cumbres. Son andantes de fuste. Son envidiables. Os aconsejo leer otros interesantes artículos de Pepe Miralles. … Y además son muy buenos amigos y nunca nos han olvidado.

    • Hola Juan Enrique,
      La verdad es que envidiamos mucho a Josep y Ritva, por todos los viajes que hacen y por estar siempre rodeados de una naturaleza tan espectacular.
      Esperamos que los sigan haciendo y nos los sigan contando.
      ¡Un saludo!

    • Josep Miralles Josep Miralles says:

      ¡Qué sorpresa, Juan Enrique, saber que ya has leído mi artículo sobre Laponia en «Companys de viatge»! Gracias por tus palabras, tan halagadoras, pero, por lo bien que nos conocemos, sé que también tan sinceras. ¡Lástima, ya lo hemos comentado tantas veces, que Chile esté tan lejos de Finlandia! ¿O es al revés? Bueno, da igual, la cuestión es que éste es el único motivo por el cual no podemos vernos más a menudo. Menos mal de este bendito Internet y de todas las posibilidades que nos ofrece para poder saber al momento unos de otros. Saludos a tus hijos, nietos y para Sara y para ti, un cariñoso abrazo de vuestros amigos de siempre Ritva y Pepe.

  2. José Antonio says:

    Para los amantes de la naturaleza, Finlandia es un paraiso. Los que hemos tenido la suerte de visitarla recordamos siempre ese viaje como algo especial, y leer este artículo te hacen coger ganas de recoger los bártulos y tirar para arriba, y más si comparamos cómo están las cosas alli y aquí.
    Enhorabuena por la entrevista.
    José Antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies