En Altaïr

Published on agosto 9th, 2013 | by companysdeviatge

2

El Museo de la Stasi en Berlín

Berlín es una ciudad en la que se respira historia en cada rincón. Museos, monumentos y, por supuesto, el Muro, son recordatorios de algunos momentos clave del siglo XX. Un museo poco conocido y algo apartado del centro es el Museo de la Stasi, que tiene su sede en el antiguo cuartel general del Ministerio para la Seguridad de la RDA y profundiza en el funcionamiento de una organización que fue un referente internacional en técnicas de espionaje y de represión. Te contamos qué podrás ver en el museo en este artículo para Altaïr.

La Stasi, el Ministerio para la Seguridad de la República Democrática Alemana, fue uno de los servicios de espionaje más eficientes del mundo y pionero en sus técnicas. Actualmente, su cuartel general, reconvertido en museo, se puede visitar en Berlín.

Muestras de sudor de los interrogados.

Muestras de sudor de los interrogados.

En la secuencia inicial de “La vida de los otros” el malogrado actor Ulrich Mühe ofrece una clase magistral sobre cómo llevar a cabo un interrogatorio.  En ella hace especial hincapié en la importancia de conseguir muestras de sudor de los interrogados para que los perros puedan rastrearlas. En una vitrina del Museo de la Stasi, dos frascos de cristal meticulosamente etiquetados nos revelan cómo se guardaban los trapos con estas muestras.

Furgoneta de detenciones de la Stasi.

Furgoneta de detenciones de la Stasi.

En el recibidor de la “Haus I”, edificio principal del ministerio, una furgoneta de detenciones real de la época es el inicio de la visita a la exposición. La primera parte se centra en la ideología y la tradición del socialismo impuesto por el SED, siglas alemanas del Partido Socialista Unificado de Alemania. Un pasillo lleno de posters propagandísticos adentra al visitante en un mundo utópico en el que se presenta a la RDA como un país puntero y avanzado, en el que mensajes optimistas, rostros sonrientes y confiados, esconden el espionaje entre vecinos y un control orwelliano de la ciudadanía por parte del estado.

Distintas salas con paneles informativos en alemán e inglés muestran la jerarquía y la estructura creada por el Partido para perpetuar su régimen. Desde los principales ideólogos del socialismo hasta las organizaciones destinadas a la formación de los niños y los más jóvenes, como los Jóvenes Pioneros, las vitrinas recopilan todo tipo de objetos y documentos. Bustos de los secretarios generales del Partido, tapices con los rostros de los ideólogos del socialismo comparten espacio con textos y dibujos infantiles en los que los niños alaban las virtudes de su país, e incluso es posible escuchar canciones e himnos del Partido.

Despacho del cuartel general de la Stasi.

Despacho del cuartel general de la Stasi.

La segunda parte de la visita transcurre por distintos despachos y salas de reuniones que se conservan tal como eran entonces: mobiliario sobrio y de madera oscura, cortinas tupidas de tono beis, viejas máquinas de escribir, teléfonos retro con marcación de disco, centralitas telefónicas e intercomunicadores, y uno de los primeros modelos de destructoras de papel. Se recorren incluso las estancias más privadas de Erich Mielke, quien dirigió la Stasi desde 1957 hasta la caída del muro de Berlín, en 1989. En su afán por mejorar y engrandecer la seguridad estatal, durante su mandato consiguió aumentar de 14.000 a 91.000 el número de funcionarios que trabajaban para la Stasi.

Cámaras ocultas utilizadas por la Stasi.

Cámaras ocultas utilizadas por la Stasi.

La sensación de ser vigilado era constante y prácticamente imposible de eludir. Impacta ver en las vitrinas los artilugios tan avanzados de espionaje y su elevada presencia en elementos cotidianos. Cámaras ocultas no solo en maletines y relojes, sino en regaderas, troncos de árboles y travesaños de vías de tren. No es de extrañar que la Stasi fuera un referente internacional para los servicios de espionaje de todos los países.

En una exposición temporal anexa, testimonios reales muestran también el acoso que la Stasi era capaz de llevar a cabo a personas sospechosas de actividades contrarias al Partido. Su título, “Feind ist, wer anders denkt” –“El enemigo es aquel que piensa diferente”–, ilustra a la perfección cómo la forma de pensar era suficiente para juzgar y arrestar a alguien.

También es posible visitar en fechas concertadas los archivos de la Stasi, donde se conservan 111 kilómetros de documentos, 1’7 millones de fotografías y más de 28.000 grabaciones de audio, correspondientes a las investigaciones y detenciones que realizó el Ministerio entre 1950 y 1989.

Además del material y los objetos expuestos en el Museo de la Stasi, de gran valor documental, las paredes del edificio rebosan historia, y su visita es una gran oportunidad para indagar en las intimidades del que durante años fue el servicio secreto más temido por quienes lo sufrieron y más imitado por quienes envidiaban su eficacia.

Cómo llegar al Museo de la Stasi de Berlín: Línea U-5, estación Magdalenenstraße.

Tags: , ,


About the Author

companysdeviatge

Bloc de viatges de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viatges) i Jordi Bosch Díez (traductor i guionista). Blog de viajes de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viajes) y Jordi Bosch Díez (traductor y guionista).



2 Responses to El Museo de la Stasi en Berlín

  1. aina borrell says:

    Hello,
    We are four students from the Ipsi school in Barcelona. We are elaborating a school project based on the Stasi. To rely on more information a part from the internet and books, we would appreciate if you could send us an example of a document made by the Stasi to analize it and use it as a model to follow in our project. If that isn’t possible, we would find thankful any tipe of information that may not be found easily, or any tipe of help.
    If possible, we would wait to receive your answer before the 15th of February.
    Thank you for your time.

    • Hola, Aina!
      Si et sembla bé, ens dirigim a tu en català.
      Pel que fa a la teva sol·licitud, dubtem que et puguem ajudar. Nosaltres vam visitar el Museu de l’Stasi, que està obert al públic com qualsevol altre museu, però no disposem de cap informació específica ni de cap document més enllà del que hem escrit al post. Sí que et podem dir que l’arxiu de l’Stasi és obert a visites concertades i aquí sí que tenen els informes que en el seu moment havien fet de la gent que havien espiat, però nosaltres no hi vam entrar. En tot cas, pots mirar de contactar directament amb el Museu i l’Arxiu, però segurament ja ho has fet.
      Per si et pot interessar, hi ha un llibre d’en Markus Wolf que es titula «L’home sense cara» (Quaderns Crema) que són les memòries d’un ex director de l’Stasi.
      Molta sort amb el projecte, que ens sembla molt interessant 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies