Cataluña Tocant el campanar des del kayak / Tocando el campanario desde el kayak

Published on noviembre 2nd, 2011 | by companysdeviatge

2

Sau, remando y sobre ruedas

Probablemente tienes en mente la imagen del Pantano de Sau, un embalse bastante peculiar, en el centro del cual se puede ver el campanario románico de la iglesia de Sant Romà de Sau, que sobresale de sus aguas. Rodeado por los riscos de Tavertet y las Guilleries, en el año 1962 se inauguró este embalse del río Ter, para la construcción del cual fue necesario inundar el pueblo original de Sant Romà de Sau, manteniendo el campanario de la iglesia como símbolo e indicador actual
del nivel del agua.

En este artículo te proponemos dos buenas maneras de conocer y explorar la zona haciendo actividades y deporte al aire libre, tanto por tierra como por agua.

El campanario al alcance de la mano.

Después de haber ido en kayak por el mar, nos hacía ilusión practicar este deporte en un entorno más tranquilo, y tan bonito y original como el Pantano de Sau. Kayak a l'embassament de Sau / Kayak en el embalse de SauSi no tienes tu propio kayak, una buena opción es contratar una excursión guiada con Aquaterraclub. Nosotros escogimos una travesía de dos horas por la parte más grande y conocida del embalse. Tuvimos la fortuna de disponer en exclusiva de Marc, el experto guía y propietario de la empresa. Después de unas nociones básicas de navegación en kayak, nos adentramos a golpe de pala en las tranquilas aguas del embalse.

Cuando consigues automatizar el movimiento y dejar de mirar los extremos de las palas, disfrutas de las vistas de los riscos rojizos y espectaculares que te rodean, y no puedes evitar pensar, que no hace tanto tiempo había un pueblo entero bajo las aguas.

Tocant el campanar des del kayak / Tocando el campanario desde el kayakUno de los rituales es acercarse al campanario hasta poderlo tocar y si tienes la suerte de encontrarte el nivel ideal de agua, incluso podrás cruzarlo por la ventana a bordo del kayak. La excursión continúa por en medio del pantano hasta la altura del parador, donde Marc nos descubre la historia de una cabaña de madera abandonada. La vuelta, charlando, se hace corta, pero cuando llegas al pequeño embarcadero, tienes la satisfacción de haber hecho una buena travesía.

De embalse a embalse en bicicleta.

Como ya hemos comentado, el Pantano de Sau y sus alrededores, dan mucho de sí. De todas las rutas ciclistas que hay, te proponemos una de dificultad media, que pertenece a la Ruta del Ter. Se trata del tramo que recorre los embalses de Sau y Susqueda, y que continúa hasta Girona.

Susqueda en BTTEmpezamos a pedalear en la presa de Sau y vamos siguiendo el embalse de Susqueda por un camino de tierra bastante pedregoso, que asciende al principio para situarnos a vista de pájaro y con el pantano siempre a la izquierda. Se entrevén los primeros colores del otoño en los árboles y el paisaje, y el agua hace de espejo de las montañas y el cielo. Una delicia fotográfica.

Uno de los puntos más bonitos es la iglesia románica de Sant Martí de Querós, en la otra orilla del pantano, con el Turó del Malsopar (mala cena) detrás. La leyenda dice que el famoso bandolero Serrallonga estaba cenando con su cuadrilla en este monte, cuando les avisaron de que una tropa los buscaba para capturarlos, y tuvieron que huir dejando la cena a medias.

Sant Martí de Querós i MalsoparTras aproximadamente 20 km de subidas y bajadas, donde tan pronto estás a la orilla del embalse como unos cuantos metros por encima, llegamos a la presa de Susqueda, donde hay un gran mirador. A partir de aquí, seguimos el curso del Ter por una carretera asfaltada y muy poco transitada que nos lleva hasta la pequeña presa de El Pasteral. En este punto, la Ruta del Ter coincide durante unos 25 km con la Ruta del Carrilet, que acaba en Girona ciudad. Este es un tramo muy llano y más cómodo para pedalear, pero con un paisaje menos espectacular.

Cama, comida, copa…

Si quieres coger fuerzas antes de empezar las actividades, en Vilanova de Sau puedes tomar un buen desayuno de cuchillo y tenedor.

En el acogedor jardín del Hotel Restaurant La Riba puedes descansar y tomar algo después de la excursión en kayak.

El embalse de Sau, donde termina la carretera, es un sitio ideal para hacer un pícnic, con el campanario de fondo.

Tags: , , ,


About the Author

companysdeviatge

Bloc de viatges de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viatges) i Jordi Bosch Díez (traductor i guionista). Blog de viajes de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viajes) y Jordi Bosch Díez (traductor y guionista).



2 Responses to Sau, remando y sobre ruedas

  1. José Antonio says:

    Realmente toda la zona es impresionante, tanto a nivel de pantano como si subes al Monestir de Sant Pere de Caserres y a Tavertet con sus vistas aéreas de todo el entorno.
    Muy recomendable.
    Sábeis elegir las rutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies