Crónicas de viajes Canal de la Robina a Narbonne

Published on marzo 5th, 2015 | by companysdeviatge

6

Un día en Narbona

Paseando por las tranquilas orillas del canal de la Robina, notas que te acercas al corazón de Narbona al vislumbrar desde la distancia las torres de la imponente catedral y del Palacio de los Arzobispos. El esplendoroso pasado romano de la antigua Narbo Martius y su legado medieval son los principales encantos de esta acogedora ciudad del sur de Francia.

Por sus dimensiones, Narbona es ideal para recorrer a pie y si te decides a pasar un día en ella te proponemos una ruta con los lugares y las visitas que consideramos imprescindibles para conocer esta ciudad.

El canal y el Puente de los Comerciantes. El canal de la Robina, que atraviesa la ciudad y que conecta con el Canal du Midi, llena de vida Narbona y sus aguas son uno de sus elementos más representativos. De los varios puentes que conectan ambas orillas, el Pont des Marchands (Puente de los Comerciantes) es el más pintoresco. Este arco de piedra sobre el cual se ha edificado es el único que queda de los siete que formaban parte del puente original sobre el río Aude, que antiguamente unía el núcleo de la ciudad romana con la ciudad medieval.

Pont des Marchands en el canal de la Robina

Pont des Marchands en el canal de la Robina

Hôtel de Ville y Torre Gilles Aycelin

Hôtel de Ville y Torre Gilles Aycelin

En la Place de l’Hôtel de Ville (Plaza del Ayuntamiento), situada a continuación del Puente de los Comerciantes en la orilla derecha del canal, se encuentran los restos de Via Domitia, la antigua vía romana que unía Italia y Hispania. La Via Domitia atravesaba Narbo Martius, la primera colonia romana fuera de Italia, por el foro, actualmente una pequeña plaza donde todavía se conservan los restos de un par de columnas romanas y donde cada sábado por la mañana hay un mercado de productos ecológicos.

Restos de la Via Domitia y acceso al Pont des Marchands al fondo

Restos de la Via Domitia y acceso al Pont des Marchands al fondo

Entrada a la Plaza del Foro y restos de una columna romana

Entrada a la Plaza del Foro y restos de una columna romana

Pero lo que más llama la atención en la Place de l’Hotel de Ville es el Palacio de los Arzobispos, el complejo monumental que concentra el núcleo principal de visitas del casco antiguo, ya que incluye el palacio Viejo y el palacio Nuevo, el ayuntamiento, las torres de la Magdalena y San Marcial entre otras. Pero las construcciones más espectaculares y que comentaremos con más detalles son la la catedral de San Justo y San Pastor y el torreón Gilles Aycelin.

La Catedral de Narbona.  Sus torres imponentes y el entramado de contrafuertes que sustentan sus muros son ya visibles desde los pueblos de los alrededores de la región del Aude. Si en Narbona un edificio te obliga a alzar la vista para poderlo ver entero es su catedral gótica, la cuarta más alta de Francia, que impresiona por la monumentalidad del exterior. La solemnidad del templo se percibe nada más entrar, ya que los retablos y el órgano de tubos de grandes dimensiones son espectaculares. Unas pequeñas escaleras al lado de la sacristía conducen a la sala del Tesoro, con tapices y varias reliquias.

Vistas de la catedral desde los jardines de los arzobispos. Órgano y coro en el interior.

Vistas de la catedral desde los jardines de los arzobispos. Órgano y coro en el interior.

Instalación artística de Lilian Bourgeat en la Terraza de los Arzobispos

Instalación artística de Lilian Bourgeat en la Terraza de los Arzobispos

El claustro comunica con los jardines de los Arzobispos, desde donde se puede acceder a una terraza en la cual se exponen obras de arte contemporáneo. Durante nuestra visita, la obra expuesta era un banco público gigante muy fotogénico del artista Lilian Bourgeat, que hacía parecer diminuto a todo el que trepaba para sentarse en él.

El Torreón Gilles Aycelin se conserva intacto desde su construcción entre los años 1295 y 1306 por encargo del arzobispo y antiguo canónigo de la ciudad. Merece la pena subir los 162 escalones de la enrevesada escalera de caracol hasta alcanzar los 42 metros de altura para contemplar las espléndidas vistas de Narbona y sus alrededores, pero sobre todo para admirar desde una perspectiva privilegiada el edificio de la catedral y sus contrafuertes.

Panorámica de Narbona desde la Torre Gilles Aycelin

Panorámica de Narbona desde la Torre Gilles Aycelin

Catedral de San Justo y San Pastor desde la Torre Gilles Aycelin

Catedral de San Justo y San Pastor desde la Torre Gilles Aycelin

Siguiendo el curso del canal de la Robina más allá de la Plaza del Ayuntamiento y del Palacio de los Arzobispos, pronto encontraremos una esclusa, que nos hace pensar en el turismo fluvial del navegable Canal du Midi. Justo enfrente del puente Voltaire y de la moderna mediateca, en el lateral de una casa hay un mural en honor a un ilustre hijo de Narbona, el compositor y cantante Charles Trenet.

La visita a la Casa de Charles Trenet es curiosa, entretenida y diferente del resto de museos de la ciudad. Conocido como “el padre de la canción francesa” y famoso por la tantas veces versionada canción “La Mer” (“Beyond the Sea”), Charles Trenet nació y se inspiró en esta peculiar casa reconvertida en museo de aire “vintage”, que conserva buena parte del mobiliario de la época y donde se puede palpar el estilo y la filosofía de vida de este peculiar personaje.

Casa Museo del compositor y cantante Charles Trenet

Casa Museo del compositor y cantante Charles Trenet

Ten en cuenta que la entrada individual a cada uno de los siete museos de la ciudad, entre los cuales se cuenta el Torreón Gilles Aycelin, cuesta 4 euros, excepto la de la Casa de Charles Trenet que cuesta 6 euros. Hay una entrada conjunta para todos ellos que cuesta solo 9 euros (6 euros con carné de estudiante y para mayores de 65 años).

De vuelta por el canal hacia el Cours Mirabeau, en la orilla opuesta de donde hemos empezado, acabamos esta ruta en Les Halles (el Mercado Central). En funcionamiento desde 1901 y abierto cada día del año, es uno de los lugares preferidos de los narboneses. Con puestos llenos de color y de especialidades locales que seguro que te abrirán el apetito, los domingos se llena hasta los topes, ya que es costumbre local ir a tomar el aperitivo, comer o comprar platos preparados para llevar.

Les Halles (Mercado Central) en domingo

Les Halles (Mercado Central) en domingo

Cama, comida, copa…

Appart’City Narbonne: un aparthotel muy céntrico y cerca del canal y del casco antiguo. Los estudios son modernos y funcionales con baño y una pequeña cocina.

Les Halles: si a mediodía tienes que comer fuera, el Mercado Central es la mejor de las opciones. Además del ambiente, encontrarás mucha variedad de bares con especialidades locales y puestos con platos preparados, para llevar o para comer allí mismo.

Méli’ART Cafè: situado en Cours Mirabeau y con vistas del canal, es un buen lugar para tomar una bebida caliente o merendar después de una visita invernal, o bien saborear un helado en verano.

Brasserie Grand Bazar: ubicado al final del paseo Les Barques, con un gran ventanal que ofrece vistas del paseo y del canal, es un restaurante y cafetería bastante concurrido donde comer algo o tomar un café au lait.

Tags: , , , ,


About the Author

companysdeviatge

Bloc de viatges de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viatges) i Jordi Bosch Díez (traductor i guionista). Blog de viajes de Susanna Rodríguez Rafí (periodista de viajes) y Jordi Bosch Díez (traductor y guionista).



6 Responses to Un día en Narbona

  1. PILAR GIL says:

    Me ha encantado el artículo y las fotos, preciosas. Muchas gracias por vuestra ayuda para mi viaje.

  2. Carla says:

    Siempre suelo tirarme una media hora diaria leyendo este blog, con mi taza de cafe, felicidades por este sitio =)

  3. Anna says:

    Hola companys!

    Me ha gustado mucho el artículo. Para viajeros poco expertos como yo, seguir vuestro itinerario será todo un honor. Espero poder hacerlo pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies